Junia escribe de rojo.
Rebeca escribe de azul.

¿Qué es literacidad?
El término LITERACIDAD no era muy común años atrás y quien lo utilizó por primera vez en Brasil fue Mary A. Kato en 1986. Se originó de la palabra inglesa "literacy" : estado, condición o calidad de ser ''literate'' que es definido como alguien que es educado para leer y escribir.
Esta palabra surgió para suplir la falta de un vocablo
que definiera el aprendizaje no sólo como leer y escribir simplemente, pero saber usar esta escritura y lectura para responder a las exigencias que la sociedad hace de ellas. Así literacidad es más que "alfabetizarse", es más que aprender a decodificar nuestro código de lectura y escrita. Literacidad es poner en uso nuestro código de comunicación, es aplicarlo en diversas prácticas sociales. Ejemplo: Una persona letrada ya no es la misma de cuando era analfabeta, pues ella pasa a cambiar de lugar social, su modo de vivir en la sociedad y su inserción en la cultura, la relación con los otros, con el contexto, con los bienes culturales es distinto. Consecuentemente la manera de pensar o la manera de hablar de esta persona no será la misma de cuando era analfabeta.
Es fundamental no confundir literacidad con analfabetismo, pues tienen significados distintos. Analfabeto es aquella persona que no aprendió a leer y a escribir en una escuela, por ejemplo; ya un sujeto que no tiene literacidad, muchas veces sabe leer y escribir, pero no consigue utilizar las estructuras de la escritura y de la lectura para relacionarse en la sociedad que vive.
Ejemplos: Hay gente que lee, pero no consigue interpretar una bula de una medicina o una receta de un pastel y hay gente que no lee, pero utiliza a un escriba para escribir una carta y la persona que dicta utiliza bien las funciones y estructuras de la escritura.
Ahora no podemos pensar que hay personas con literacidad cero, aunque exista gente con bajos niveles, pues la lectura del mundo ocurre antes de alguien empezar a aprender a escribir y a leer. Y además literacidad no se adquiere solamente en la escuela.

Así siendo literacidad significa: El estado o condición que adquiere un grupo social o un individuo como consecuencia de apropiarse de la escritura y de sus prácticas sociales. Est
e individuo asume esta escritura con su propiedad.

Literacidad y el profesor

Hoy día, muchos de nosotros, profesores, afirmamos que la enseñanza en Brasil era mejor antes que hoy (y ahí nos acordamos incluso a nosotros como alumnos). Tenemos en memoria que antes los alumnos estudiaban más, hacían las cosas con más responsabilidad, tenían interés en aprender, aprendían más, les gustaba leer, escribían con más apuro. Pero muchos de nosotros no nos acordamos o no sabíamos qué ocurría con los alumnos que no iban bien en la escuela o por qué éramos un grupo tan bueno juntos. ¿Todos conseguían estudiar o nosotros éramos lo que quedaba de un proceso de selectividad donde los que no iban bien en la escuela salían de la misma? Cuando no se pudo dejar más el alumno fuera de la escuela, decíamos que los alumnos no leían o no escribían porque no eram alfabetizados, pero, con el tiempo, vimos también que, aunque alfabetizados, a ellos no les gustaba leer, escribir; y peor: aunque alfabetizados, muchos incluso no conseguían comprender el mensaje de varios textos que decodificaban como alumnos alfabetizados, se daban por contentos sólo porque aprendieron a firmar el nombre, continuaban excluídos del proceso de comunicación.
De ahí nuestra discusión hoy día: literacidad es despertar al alumno para la función política y social que el uso del lenguaje tiene; es convencer a este que saber las funciones de la lectura o escrita no lo sacará de su grupo social y, mejor, le permitirá utilizar el propio lenguaje como más un medio de inclusión, "dominar el lenguaje" es un poder que tendrá para mejorar a sí y al ambiente donde vive.
Veo que para muchos de nuestros alumnos, leer y escribir no es tan importante cuanto saber vivir en un mundo de violencia donde los códigos de lenguaje son otros: El profesor debe traer estas otras posibilidades para el aula y demostrar que leer y escribir pueden contribuir para una vida mejor en la comunidad donde cada alumno vive.
Ahora vivimos una realidad que no nos motiva a hacer eso. Nuestro alumno, principalmente de las regiones más pobres, no ve en la educación y, - por qué no decirlo - principalmente en todo lo que se refiere a leer y escribir, un mérito para mejorar en la vida. A veces conviven con varios ejemplo contrarios como de sus hermanos mayores que hicieron todo para tener un futuro mejor y mueren, víctimas de la violencia. Un profesor ´jamás debe de desistir, pero hay situaciones muy difíciles. Una vez, yo, Junia, hice un círculo para discutir con mis alumnos el futuro - qué les parecia bueno hacer, qué profesiones querían, qué personas les parecían ejemplos a seguir. Muchas respuestas no eran lo que yo quería escuchar. Me acuerdo de un alumno que me dijo una vez que mientras yo despertaba temprano, trabajaba tanto para un sueldo pequeño, su hermano consiguía mucho más con menos esfuerzo y no tuvo que estudiar tanto. Tenía un alumno que ayudaba a su hermano en una empresa pequeña haciendo envoltorios plásticos; él también ganaba mucho más que yo. Para qué estudiar?
Un profesor no puede desistir, pero hay que tener recursos (mínimos por lo menos) para hacer su trabajo. Muchas veces no tenemos esos recursos. Hay profesores fantásticos que intentan hacer un buen trabajo, pero no lo consiguen. Y afirmo, hay muchos que, dentro de sus posibilidades ya hicieron todo.

Qué valor nuestro país da a Educación? Mi último encuentro ese semestre en la Escuela me reveló hecho perverso de la PBH: discuten el décimo cuarto sueldo para los profesores, pero ese está atrapado al buen índice de alunos que aprueban nuestros exámenes. O sea, lo importante es aprobar no importa cómo estén nuestros alumnos.





La enseñanza de LE y la literacidad:

Las OCEM indican que el uso de las tecnologías es un óptimo recurso para trabajar la enseñanza de lenguas extranjeras. En verdad, nosostros profesores, conocemos la realidad de nuestras escuelas, pero es importante, buscar los recursos que allí existen y explotar nuevas tecnologías (web2.0). La profesora Jorgelina afirmó, en su ponencia virtual, que los wikis, por ejemplo, son buenos para se trabajar con grandes grupos pues podemos dividirlos en subgrupos. Sin embargo no puede ser el uso sólo por el uso. Incluso porque se lleva mucho tiempo a preparar clases con estos recursos, el profesor debe saber con precisión que objetivos quiere alcanzar con el uso de las tecnologías, el momento adecuado para utilizarlas. Hay escuelas donde la materialidad (aparatos estropeados, falta de un laboratorio, alumnos sin acceso a la red Internet, ...) no nos permiten explotar los nuevos recursos y hacer un trabajo colaborativo. Mientras eso, continuemos a hacer lo que muchos ya hacen: como dijo la profesora Jorgelina "poner en el papel las acciones
colaborativas." Lo que no se puede dejar de llevar en consideración es que lo que dijo Walkyria nuestros alumnos no son los mismos de años atrás, no va a ser cualquier cosa que los interesará o hará sentido para ellos. Así siendo posible debemos traer para nuestras clases las nuevas tecnologías o cosas que hacen parte del cotidiano del alumno, de su realidad cultural y social. Como enseñamos la lengua extranjera debemos hacerla accesible, mucho de la cultura y del vocabulario no hará sentido para el alumno.

Literacidad critica y la LE
La lengua extranjera pasó por varios entendimientos como la fase donde se importaba con las estructuras,después como un medio de crearse significados y ahora se habla en literacidad critica y ahí se piensa en la dimensión socio-histórica de estos significados. Y lo más importante el aprendiz será capaz de criticar estos significados y así él será un ciudadano consciente.
El objetivo de aprender la LE es transformar a si mismo y a la sociedad, así el alumno pasa a ser más activo en su proceso de aprendizaje. Para que eso ocurra es necesario trabajar con textos auténticos, que no fueron escritos con el propósito de enseñar una lengua.
Estos textos permiten al alumno comprender la ideología y las reglas socioculturales, discursivas y lingüísticas de diferentes substratos sociales en diversas situaciones, consecuentemente estas actividades serán significativas para el alumno, pues él tendrá la capacidad de comparar su cultura con la extranjera y será un individuo fuerte preparado para reconocer su papel en la sociedad y para accionar en transformaciones visando la justicia social.